miércoles, 16 de mayo de 2012

La profecías papales de San Malaquias

Posted by Mygue Morrison on 6:40


San Malaquias, irlandés, monje de Bencor y arzobispo de Ardinac, vivió en el siglo XII, escribió profecías relacionadas con todos los Papas de la Historia. Este monje irlandés llego a predecir su propia muerte, el suceso tuvo lugar 19 días antes del fallecimiento, el cual tuvo lugar el 2 de noviembre de 1 148.



Sus profecías salen publicadas en el año 1 595 en el libro Lignum Vital de Arnoldo de Vion.

Su lista profética la cual esta formada por lemas relativos a los Papas, arranca con Celestino II, que vivió en 1 143.

El lema número 105, "La fe intrépida", se refiere a Pío XI, quien lucho por la paz en mundo facista y comunista. Como se sabe hoy, Pío XI se caracterizo por "ofrecer su vida por la paz del mundo".

El lema número 106, "El pastor angélico", es el lema de Pío XII quien fue llamdo el "pastor de las almas".

El lema número 107: “Pastor navegante” se refiere a Juan XXIII (1 958-1 963), quien cuando fue elegido Pontífice desempeñaba el puesto de cardenal-patriarca de Venecia, la ciudad de los navegantes, y recibía el titulo de “Pastor de Venecia “.
Se debe tener en cuanta también que Juan XXIII fue quizás el mejor Papa en la horrenda historia de la Iglesia, todos reconocen que la vida de este Papa fue la de un “Buen Pastor”.

El lema 108 dice “Flor de las flores” en referencia a Pablo VI (1 963-1 978), asombrosamente en el escudo de este Papa figuraba, y por triplicado, la flor de la lis: la flor de las flores.

El lema 109 se refiere a Juan Pablo I (1 978) y dice: “De la mitad de la luna”.
Para empezar el nombre de Juan Pablo I era Albino y su apellido Luciani, juntos significan “luz blanca” que es el color de la luna.
Su lugar de nacimiento, Fordo de Canali, en la diócesis de Belluno, hace referencia a la luna: Bel-luno (la luna es denominada en latín como “luno” en masculino).
Continuando con las casualidades, la elección de Juan Pablo I ocurrió el 26 de agosto de 1 978 a las 6 de la tarde, esa noche fue el día astronómico de la “media luna”. También su nacimiento, el 17 de octubre de 1 912, ocurrió en cuarto creciente. Y lo mismo sucedió con la fecha de su ordenación sacerdotal, el 7 de julio de 1 935, con la elección como obispo de Venecia, el 15 de diciembre de 1 958 y como patriarca de dicha ciudad, el 15 de diciembre de 1 969, en cada una de esas importantes celebraciones hubo “media luna”.

El lema 110 dice “De la fatiga del Sol”, este es el lema dedicado a Juan Pablo II, designado pontífice un 16 de octubre de 1 978.
Karol Wojtila, nació el 18 de mayo de 1 920, coincidentemente, durante un eclipse de Sol. De nacionalidad polaca, proviene por lo tanto de un con un sol débil, sin fuerza, donde los ríos y lagos se convierten en hielo, la temperatura desciende hasta los -30 °C.
El 13 de mayo de 1 981, con el grave atentado que fue objeto Juan Pablo II, se produjo una “caída de fuerzas” tanto en la persona del Papa como a nivel eclesiástico.
Esto resulta solo si se toma en cuenta la palabra “sol” como símbolo de la Iglesia y/o del propio Papa. Para apoyar este punto, se tiene como precedente el lema 49, “flagelo del sol”, que correspondió a Alejandro V, casualmente este personaje fue un antipapa.
Otros sucesos como los escándalos financieros de la Banca Vaticana, la teología de la Liberación, los delitos de curas pedófilos y violadores, la salida a la luz de algunos archivos secretos del Vaticano, etc., han deteriorado la imagen de la Iglesia, es decir están “desfalleciendo sus fuerzas”, así la profecía se cumple.

Los últimos 3 lemas de la profecía son el 111 y 112, relativos a los últimos Papas, los cuales dicen: ”La gloria del olivo” y “Pedro romano” respectivamente.

El lema 111 corresponde a Benedicto XVI quien reunirá las características que hagan cumplir de alguna u otra forma el lema “La gloria del olivo”.

El lema 112, según parece se trataría de una dura persecución a la Iglesia Católica, quizás indique su próximo final.



El texto integro de este lema dice: "En la última persecución de la Santa Iglesia Romana tendrá su sede Pedro el Romano, que hará pacer sus ovejas entre muchas tribulaciones; tras las cuales, la ciudad de las siete colinas (se refiere al Vaticano), será destruída, y el juez tremendo juzgará al pueblo", los investigadores no saben a que atenerse, pero se coincide en señalar que se trataría de la desaparición de la Iglesia Católica, este suceso correspondería con el anunciado “final de los tiempos” o Apocalipsis, el cual no es destrucción, sino un luminoso cambio benéfico para esta castigada, perdida y corrompida humanidad, hacia una nueva era.

0 comentarios:

Publicar un comentario

  • RSS
  • Delicious
  • Digg
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin

Search Site